Sandalias de mujer para verano

Las sandalias son, sin duda alguna, los zapatos más cómodos para soportar los rigores del verano. Este popular tipo de zapato que lleva existiendo miles y miles de años sigue estando de rabiosa actualidad y no es para menos. Su enorme comodidad, su conveniencia y la amplia variedad de modelos que existen hacen de ellas una opción ideal para los meses estivales. Actualmente, existen muchos tipos de sandalias, pero queremos presentarte a continuación aquellos modelos que no pueden faltar en tu armario durante el próximo verano.

sandalias mujer

Sandalias de cuña: Las sandalias de cuña son un modelo que han unido dos de los tipos de zapatos más populares de los últimos años, las sandalias propiamente dicha y el calzado de cuña. Estos zapatos cómodos, atrayentes y que son fácilmente combinables con todo tipo de ropa se han convertido en el tipo de sandalias más de moda de las últimas temporadas. Existe una gran cantidad de modelos, diseños y colores de este tipo de zapatos, que se han alzado como una opción cómoda y, a la vez, moderna, de triunfar durante este verano. ¡No te olvides nunca de ellas!

Strappy-sandals: Con este nombre se conocen habitualmente a aquellas sandalias, generalmente de tacón alto, que tienen varias tiras muy marcadas, de diferente grosor, que adornan el pie como parte fundamental de su diseño. Este tipo de sandalias ha conquistado al mundo de la moda por sus innovadores diseños, su destacada elegancia y por las posibilidades que ofrecen a la hora de combinarlas con diferentes estilos de ropa. De esta forma, las strappy-sandals han tomado el mercado de las sandalias al asalto, por lo que no pueden faltar en tu armario este verano.

Flips-flops: Se denominan flips-flops a aquellas sandalias básicas que están compuestas tan solo por una suela plana y unas simples tiras que la sujetan a los dedos del pie o a su empeine. Son el tipo de sandalias más simples, cómodas e informales que se suelen emplear. Aunque en el pasado solían tener un diseño muy simple y funcional, en los últimos años se ha ido prestando cada vez más atención a este cómodo modelo, haciéndolo más atrayente con la introducción de una decoración viva y de numerosos adornos. Estos añadidos han hecho que los flips-flops se empiecen a alejar de la concepción de que solo sirven para los momentos del día más personales y se vayan introduciendo en otros ámbitos, aunque todavía son consideradas como el tipo de sandalias más confortables para realizar actividades informales, como ir a la playa o salir de paseo. Todavía necesitan recorrer un largo camino si quieren vincularse a ámbitos más elegantes, donde otro tipo de sandalias, como las anteriormente mencionadas tipo strappy, son las reinas absolutas.

Sandalias romanas: El nombre de este tipo de sandalias procede de su similitud con el tipo de sandalias que aparecen en las películas tipo péplum o históricas, en las que los soldados romanos presentaban unas sandalias que se sujetaban mediante cordones que se cruzaban hasta la rodilla. Estas sandalias suelen ser planas, por lo que resultan muy cómodas, y su lazada que se extiende por la pierna les da un toque de elegancia del que carecen las flip-flop. Son estupendas para estilizar la pierna sin tener que sufrir los temidos tacones y para lucir con originalidad una falda o unos favorecedores shorts. Es bien cierto que, aunque este tipo de sandalias fueron tendencia hace ya un par de años y ya no son tan populares, siguen teniendo muchas ventajas, por lo que se han convertido en un tipo de sandalias habituales independientemente de las modas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *